LE TOCÓ A RACING CARGAR A SU RIVAL INDEPENDIENTE

    La alegría de una victoria clásico no tiene descripción y el placer de cargar a tradicional adversario genera un placer sin igual. En esta ocasión los hinchas de Racing se cobraron el 4-1 del pasado torneo y se desquitan. Las burlas hacen hincapié en la posibilidad de que el “rojo” pierda la categoría.

    @lostribuneros