LE DIJERON QUE PATEARA LA PELOTA PERO NO QUE PATEARA LOS… DE SU RIVAL

    Un jugador del popular Orlando Pirates de Sudáfrica, se marchó indignado de la cancha al considerar que fue injusta su expulsión, claro que ésto no tuvo en cuenta que en su afán de querer patear la pelota, en una maniobra poco ortodoxa pateó y queriendo despejar el balón entre las piernas del rival, le pateó sus partes íntimas… vean el video y la indignación del jugador tras ver la roja. Fue durante la final de la Copa Sudafricana.