Lanús es grande: 4-2 a River y finalista de la Libertadores

Veinte años atrás, Lanús jugó dos finales de aquella Copa CONMEBOL. En 2013 ganó su primer título internacional, la Copa Sudamericana. Ninguno de esos éxitos será tan grande como el de esta inolvidable noche en su localidad, en el sur de la provincia de Buenos Aires. El legendario granate escribió la página más gloriosa de su historia, y de qué forma: remontó un 0-2 al poderoso River, ganó 4-2 y se metió en su primera decisión de la enorme Copa Libertadores.

Fue sencillamente una noche épica, digna del libro de oro de la Copa. Vaivenes en el marcador, situaciones de gol por doquier, dominio alternado, y un final de serie impensado pero no imposible. Y dos realidades: el ganador Lanús de estos 2000, el River remendado que llegó como pudo y a quien esta vez la suerte le falló.

Vaivenes constantes, fue el primer elemento del desquite del 0-1 en el Monumental el martes pasado. El dueño de casa salió con todo y a los 6 minutos, Maxi Velázquez lo tuvo de cabeza al lado del palo, y enseguida Román Martínez la jugó al medio cuando tenía que tirar. Pero este millonario suertudo pegó el primer golpe fuerte a los 17 y en su primer arribo, con un penal de Braghieri a Ignacio Fernández que mereció revisación del video, el famoso VAR, en su debut en la Copa. El uruguayo Andrés Cunha ratificó la pena y Scocco, autor del triunfo el otro día, cambió por la apertura. Y seis después, el “Pity” Martínez envió fuerte tiro libre, Andrada la rebotó y el lateral Montiel apareció para cabecear al loco 2-0 parcial.

Lanús se encontraba a los 23 minutos abajo 0-2, 0-3 en la llave. River se asentó, dominó el juego, controló bien a un local inofensivo y encima perdió tres o cuatro chances en los últimos minutos, incluso no fue beneficiado por el VAR por una mano del medio Marcone. Sin embargo, no logró el tercero que hubiera cerrado el asunto. Y entonces apareció el gran protagonista de la noche: José Sand, que a sus 37 años sigue soplando. Buena combinación y el “Pepe” de los más de 100 goles definió sobre el minuto 45 para encender la luz de esperanza. ¿Era esperanza o quedaba ahí?

La respuesta tardó menos de un minuto. Reinicio, error entre Pinola y Montiel y Sand ganó y marcó el 2-2, con nueva ratificación del video por probable offside que no fue. Y empezó otra semifinal. El granate se agrandó, volvió a ser superior y penettró con facilidad una defensa muy frágil de la visita. Además estuvo su arquero Esteban Andrada, surgido de su cantera, que le tapó a Scocco enseguida. Y a los 17, como en el primer tiempo, el golpe pero para Lanús, otra vez con Sand de artífice. Ganó sobre Pinola, mandó centro y Lautaro Acosta tocó al tercero. Era esperanza, podría ser clasificación, pero faltaba un gol.

Y el cuarto milagroso llegó, sólo cinco después. En otra jugada consultada al VAR, la estrella del partido, el colombiano Roldán sancionó un nuevo penal por sujeción de Montiel a Pasquini, y el uruguayo Alejandro Silva marcó el esperado 4-2, que ahora sí ponía al grana en su primera gran chance.

River buscó, no se quedó, ingresó el oriental De la Cruz y lo tuvo apenas de afuera, mientras Pinola sacudió el palo y Andrada volvió a negar a Scocco. Pero los minutos pasaron, el local también casi marca por Acosta, trabado justo, y por su parte, el guardameta Germán Lux fue a cabecear en los últimos instantes, intentando una heroica que no pudo ser.

Y la emoción, las lágrimas, la invasión de la cancha tras el pitazo final y el pase a la decisión de la Copa Libertadores. Sí, Lanús, el Lanús del ascenso de los 70 y 80, el que alguna vez jugó en la C y por supuesto, el campeón de aquellas Copas medianas, está ante su hora más gloriosa. River hizo bastante, con sus ausencias e idas a cuestas. Ahora buscará en el superclásico ante Boca lavar su tristeza. Por el contrario, Lanús es alegría pura. Aunque aún no se llevó la Copa, por que´dudarlo: el granate también es grande.

 

FICHA DEL PARTIDO

Copa CONMEBOL Libertadores de América 2017

Semifinales, partido de vuelta

Lanús 4-2 River Plate

Goles: Scocco penal 17´, Montiel 23´ (RP), Sand 45´ +2 y 46´, Lautaro Acosta 62´, Alejandro Silva penal 67´  (L).

Partido de ida: River Plate 1-0.

Estadio: Néstor Díaz Pérez (Lanús, Buenos Aires).

Arbitro: Wilmar Roldán (Colombia).

LAN: Andrada; José Luis Gómez, García Guerreño, Braghieri, Maximiliano Velázquez; Román Martínez, Marcone, Pasquini; Alejandro Silva, Sand y Lautaro Acosta. DT. Jorge Almirón.

RIV: Lux; Montiel, Maidana, Pinola, Casco; Ignacio Fernández, Ponzio, Enzo Pérez, Ariel Rojas, Gonzalo Martínez; Scocco. DT. Marcelo Gallardo.

Cambios: 56{  Auzqui por Enzo Pérez (RP), 70´ Maciel por Román Martínez (L), 70´ De la Cruz por Ariel Rojas (RP), 84´ Aguirre por Alejandro Silva (L), 90´ Zurbriggen por Maximiliano Velázquez (L) y 90´ +1  Barboza por Casco (RP).

FINALISTA: Lanús.

SEMIFINAL 2: Miércoles 1 de noviembre, 20.45 horas, Gremio (Brasil)-Barcelona (Ecuador). Ida: Gremio 3-0.

Diego Martín Yamus.
Diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros