La mentira del fútbol a 300 pesos

Hemos hurgado en la red, mirado, contemplado y hasta nos hemos indignado por comentarios de determinado sector de la población, y de las mentiras que giran en torno al deporte por excelencia de los argentinos: el fútbol.

Millares de personas quejándose por no poder ver al equipo de sus amores por televisión. Inescrupulosos riéndose y diciendo “pagalos seco”, “si no te da para pagar, no lo mires”, o “¿no tenés 300 pesos, roñoso”.

Bueno, ese tipo de expresiones hemos visto y, sinceramente, nos ha revuelto el estómago. La primera mentira es el costo del fútbol. No vale 300 pesos como dicen, sino que en verdad vale entre 950 y 1400 pesos. ¿Sabés por qué? porque tenés que tener un abono en el cable con decodificador, que vale unos 1100 pesos al mes y ahí le agregás los 300 pesos mensuales, porque el sistema corre de esa manera y no con el cable convencional o básico. Si tenés DirecTV con una abono de 650 podés agregarle el pack de fútbol, y se te iría a 950. Por citarte algunos casos.

¿Qué pasa con el que no tiene el dinero, si quiera, para pagar el abono de cable?. Bueno, la respuesta es “no lo ve”.

Las imágenes que presentamos en la nota han recorrido las redes sociales como reguero de pólvora. Los dueños de los bares comenzaron a mostrar lo inescrupuloso que puede llegar a ser el ser humano.

Más allá de la ideología política de cada uno, hay cosas que están por encima de eso porque estamos hablando del deporte del pueblo, no de un torneo de tenis, de basquet o de frontón.

Supimos de países donde hubo un acuerdo entre el gobierno y las compañías, un caso fue Portugal, donde hasta hace un tiempo televisaban por canales abiertos los partidos del que iba primero -sea Vitória Setúbal, Paços de Ferreira o el mismísimo Benfica- y rotaban a los tres más taquilleros que son el mencionado Benfica, Sporting Portugal y el FC Porto.

De acuerdo a informes periodísticos el nuevo fútbol codificado no cubre la expectativas de las cadenas que están invirtiendo miles de millones de dólares en la Superliga. Apenas 700 mil abonados hay cuando el mínimo para solventar los gastos debe ser de 2 millones.

Nadie pretende todo de arriba porque estamos en un país cuyo desequilibrio social es tremendo y hay otras necesidades mucho más delicadas. Solo se pretende un punto intermedio y el Superclásico debería ser televisado por aire.

Bueno, es es mi idea.

Marcelinho Witteczeck

@lostribuneros