LA JUVENTUS ES IMPLACABLE Y SIN COMPASIÓN HUMILLÓ A UDINESE

    Juventus el vigente campeón italiano y de manera invicta, sumó su segunda victoria en su segunda presentación en la Serie A. La “iuve” se llevó puesto al Udinese en pleno Stadio Comunale Friuli. Para la Juventus marcaron Vidal de penal, Vicinic y dos de Giovinco, mientras que descontó Lazzari para el local.

    GOAL:: El encuentro que se disputaba en Friuli era con motivos el partido de la jornada en la Serie A este fin de semana. Se enfrentaban el vigente campeón de la Lega y el equipo que ocupó el tercer puesto, es decir, dos de los tres mejores equipos de Italia. El encuentro comenzó como tal, con los dos equipos muy enchufados y buscando en todo momento la portería adversaria. Aun así, la superioridad en el medio campo y en ataque de la Juventus le permitía ser la dominadora del esférico durante la mayor parte del tiempo. El Udinese, sin embargo, llegaba con asiduidad a las inmediaciones de un recuperado Buffon gracias a los inesperados fallos de Pirlo, cuya fría entrada al partido le hizo perder dos balones peligrosos.

    Las buenas sensaciones que estaba dando el choque se esfumaron con la polémica decisión del árbitro Paolo Valeri, que expulsó a Željko Brki? por un choque con Giovinco dentro del área que realmente fue provocado por Danilo, que empujó al ex del Parma y portero y delantero no pudieron evitar el encontronazo. La Juve aprovechó la situación y primero Vidal se rehízo de su error desde los once metros contra el Parma y después el equipo de Carrera cogió el control del encuentro y no lo soltó hasta el pitido final.

    En un primer momento, quedarse con uno menos dio ánimos de venganza a los friulianos. Guidolin adelantó la posición de Pereyra para que acompañara a Di Natale, muy solo desde que saliera Fabbrini para dejar el puesto a Padelli. Sin ocasiones y sin continuidad, el Udinese dependía de ráfagas de voluntariedad tanto del propio ‘Totò’ como de Lazzari. Pero el regreso a la línea defensiva bianconera de Giorgio Chiellini dio consistencia a la zaga y evitó cualquier tipo de contratiempo.

    Con el Udinese abierto, la Juve consiguió encontrar lo que más le gusta, el juego pausado y de toque para marear al rival hasta encontrar el hueco hacia la portería. Pero ni con la superioridad numérica conseguían crear demasiadas oportunidades. Pero sólo le bastó una para sentenciar la victoria. Vidal abrió para Asamoah que, paciente en el pico del área, esperó la llegada de Vu?ini?. El montenegrino se aprovechó del fallo en el despeje de Armero para lanzar casi un penalti sin oposición y poner el 0-2 justo antes del descanso.

    En la reanudación, el partido fue totalmente juventino, sin ningún atisbo de reacción del Udinese, que lo único que podía hacer era tratar de evitar una goleada. No lo consiguió. El segundo tiempo fue el momento para que Giovinco demostrara a Italia y al Mundo entero el porqué la Juventus decidió recuperarlo. Puso el 0-3 aprovechando un mal blocaje de Padelli y el 0-4 con un tiro cruzado imposible para el portero.

    Los cambios introducidos por Carrera una vez completada la goleada quitaron, paradójicamente, el dominio a su equipo. Marrone volvió a actuar de líbero cuando entró por Chiellini y poco después llegó el gol del honor friuliano, con un grandísimo pase en profundidad de Allan que continuó Muriel y remató Lazzari. Un buen tanto que, sin dar esperanzas de una heroica remontada, sí que hacía algo de justicia para un voluntarioso Udinese demasiado castigado. Tampoco ayudó la entrada de Matri y Quagliarella en la Juve. El primero se las tuvo con el árbitro desde el primer momento y se descentró; el segundo lo intentó, trató de moverse por todos los frentes del ataque, sabedor de que necesitará buenas actuaciones cuando tenga minutos para poder jugar con regularidad, y más ahora con la llegada de Nicklas Bendtner.

    Fuente: Goal.com
    Enlace:  http://www.goal.com/es/match/88056/udinese-vs-juventus/report