La increíble paternidad de Central sobre Boca

36

Las paternidades en el fútbol suelen darse, pero más en los llamados partidos clásicos. Quién pensaría que Rosario Central y Boca tendrían una historia increíble. Pero la tienen, eso sí, a favor del canalla.

Parece irreal pero Central es la sombra negra del xeneize, cosa que se dio muchas veces en la historia. Como aquel domingo a la tarde de 1981, cuando Diego Maradona erró un penal y Boca perdió 1-0 y la chance de asegurar el título Metropolitano, que igual llegó días después. Pues bien, ahora la cuestión se repite.

Porque de los últimos diez partidos por el campeonato, el azul y oro de Buenos Aires sólo se impuso en dos, en 2008 y 2014, ambos 2 a 1.  No puede vencerlo desde hace tres encuentros con el de este domingo, el último fue el 2-1 del Transición 2014. Y peor, no gana en Rosario hace 11 años, en el Apertura 2006.

Todo sin incluir las dos eliminaciones que padeció por la Copa Argentina, que justamente había ganado en 2015 ante el canalla con aquel polémico arbitraje de Diego Ceballos. En 2016 cayó 2-1 en cuartos de final, y hace dos meses, el 27 de septiembre, 1-0 por los octavos. Guillermo Barros Schelotto no pudo en tres encuentros ganarle.

El historial general indica que sobre 153 partidos, Boca gana 68 a 48. A quién le puede caber, después de la caída boquense de este domingo, que acerca más y más a sus perseguidores, San Lorenzo, Unión y quien venga. Y menos le cabe a los rosarinos, que ruidosamente festejaron otro capítulo de su paternidad.

Diego Martín Yamus.
Diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros