JUAN CARLOS OLAVE EL GRAN CAPITÁN

    El arquero cordobés, un icono en el plantel “pirata” se destacó por su notable partido ante River Plate, se desmayó tras el choque con un adversario, recuperó el conocimiento y fue al arco para tratar de desviar el penal del millonario que sería el 2-2. Con sangre en la boca y una tarjeta amarilla encima por haber reclamado airadamente al referí por un penal, que a nuestro entender, no existió, se paró bajo los tres palos y acobardó a un Funes Mori que pateó el tiro desde los 12 pasos a la tribuna popular.

    Olave de 36 años de edad es un emblema en el elenco pirata y otra vez es nota frente a un River Plate que no lo olvidará nunca más.

    Es primo del fallecido cantante popular Rodrigo Bueno Olave, quien seguramente desde “arriba” le está dando una mano mágica.

    El guardavallas vio la tarjeta roja y le dejó el lugar a un jugador de campo llamado Juan Martín, un delantero recién ingresado.

    Como capitán, Olave, no le dejó su camiseta y guantes a un compañero zaguero que se fue directo al arco, el líder del equipo no quiso desarmar la defensa, por eso llamó al atacante que tenía pocos minutos en la cancha y lo mandó a cuidar la meta.

    Olave, sin dudas, fue el jugador de la etapa, pese a la tarjeta roja por gastar su garganta insultando al referí.

    @lostribuneros