Indignación del técnico con la policía de Veracruz

El “Tuca” Ferretti, técnico de Tigres se salió de quicio al ver como la hinchada de los Tiburones Rojos agredían salvajemente a los parciales de su equipo. La policía no actuaba y el público visitante aprovechó para golpear a los parciales felinos, lo que hizo que el entrenador brasileño se acerque indignado a la tribuna a exigirle a los policías allí presentes que intervengan.

El futbolista Jonathan Espericueta, del equipo de Tigres, sufrió un corte profundo en una de sus manos producto de una botella lanzada desde la tribuna local. Los Felinos habían vencido por 3-0 la brega.

@lostribuneros