HONDURAS CON 9 GLADIADORES VENDIÓ CARA SU DERROTA

    Los catrachos le dieron al mundo una verdadera cátedra de amor propio al caer con Brasil jugando con 9 jugadores. Honduras le jugó de igual a igual a la “máquina sudamericana” y logró poner de espaldas al elenco de Mano Menezes en dos ocasiones.

    Sant James Park de Newcastle fue testigo de un verdadero partidazo por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos entre los Sub 23 de Honduras y su similar de Brasil.

    El elenco catracho puso la primer emoción del juego cuando a los 12′ Martínez abrió el marcador, dejando durante gran parte del primer tiempo 1-0 a Honduras.

    Crisanto vio la tarjeta roja a los 33′ por doble amonestación y “H” tuvo que encarar con 10 jugadores.

    Brasil, logró empatar a los 38′ por medio de Leandro Damiâo y así fueron al descanso.

    Para la complementaria, a los 3′ Espinoza puso el 2-1 para los centroamericanos que con 10 elementos dio otra sorpresa y, así, obligó a sus adversarios jugar al todo o nada.

    Un absurdo penal cometido por la defensa catracha le dio la chance a Neymar para poner las cosas 2-2 cuando transcurrían 6′  y otra vez Leandro Damiâo anotó, esta vez fue a los 15′ dejando el resultado 3-2 para Brasil.

    Sobre el final Roger Espinosa, el mejor jugador de la cancha, fue expulsado y en lugar de ser reprobado por el público, éste se marchó ovacionado por los miles de aficionados apostados en las graderías del estadio del Newcastle.

    Los catrachos dejaron en evidencia cómo es la defensa brasileña y dieron una verdadera lección de garra. Brasil va a tener que ajustar las marcas porque ese fondo desde el vamos viene haciendo agua.

    Brasil enfrenta a Corea del Sur por un lugar en la final

    @lostribuneros