Futbolista lloró de impotencia tras insultos racistas

El brasileño Everton Luiz fue centro de las burlas e insultos en Serbia. Hinchas del Rad de Belgrado hicieron gestos y desplegaron pancartas de corte discriminatorio para con el deportista que defiende los colores del Partizan.

Cada vez que tocaba el balón Everton Luiz, de 28 años de edad, era víctima de gritos y gestos por parte de parciales que imitaban a un mono. El futbolista fue soportando esto, hasta que el juego debió ser paralizado cuando desplegaron una pancarta insultando al sudamericano. El referí de la contienda informó el hecho.

Everton, presa de la indignación, levantó su dedo mayor hacia la hinchada del Rad que lo estaba provocando, para peor, los jugadores de ese equipo fueron a encararlo como si el brasileño fuese el provocador. Intervino la policía para frenar el incidente. Tras el pitazo final se marchó del campo de juego llorando y siendo consolado por sus compañeros.

Su club, Partizan, se mostró tan indignado como Everton y emitió un comunicado repudiando este tipo de actos.

Marko Nikolic, técnico del equipo de Everton lamentó el incidente y consideró que “es un regreso a la realidad del fútbol serbio”.

Condenamos enérgicamente a los autores de este acto insensato“, señaló el Partizan en un comunicado de prensa en su página web.

“El Partizan se siente obligado pedir disculpas a todos aquellos que han sido insultados y heridos por los cánticos racistas”, durante el encuentro”, añadió la nota.

“Apoyamos totalmente a uno de los mejores jugadores del club, Everton, quien se ha ganado los corazones de los aficionados durante su estancia en Serbia el pasado año”, aseguró el Partizan.

Para consuelo el equipo de Everton Luiz venció por 1-0 y es escolta del Crvena Zvezda (Estrella Roja).

Fuente: Sport.es

@lostribuneros