Flamengo ‘caminó’ ante los colombianos y jugará la final con el Rojo

30

El “Mengâo” jugará la final de la Copa Sudamericana 2017 ante Independiente porque no tuvo problemas para ganar la clasificación. Derrotaron en Colombia al Junior de Barranquilla. ‘Teo’ Gutiérrez jugó un fútbol sucio y desleal y aún así no logró amilanar a los flamenguistas.

Junior fue un equipo engañoso en esta fase semifinal de la Copa Sudamericana. Se imponía en el Maracaná sobre Flamengo, pintaba para rematarlo e irse airoso de tierras brasileñas, sin embargo, los cariocas se lo dieron vuelta en un ratito y cerca del final, cambiando el rumbo de la historia.

Para la revancha, con un estadio Metropolitano de Barranquilla repleto, el equipo de Junior puso frente a su arco a un Flamengo que no encontraba las vías de escape. Los cafeteros, liderados por un Teófilo Gutiérrez que estaba con todo pero que se fue diluyendo y mostrando su impotencia con jugadas rudas, no le encontraban la vuelta a los rojinegros.

El partido era un monólogo de los barranquilleros, pero el gol no lo hacían. De pronto, un entonado Felipe Virzeu partió a toda velocidad desde la mitad del campo, encaró al uruguayo Sebastián Viera y rompìó el cero a los 52′.

La brega tomó otro color y los de Junior debieron ir en pos del empate. Dos minutos para el final faltaban cuando Yimmi Chará tuvo la chance de meter el empate de penal y así arrinconar a los brasileños en el tiempo de descuento que restaban (seis minutos más), pero remató tan mal su tiro penal que César se lo atajó con facilidad.

El desconcierto se apoderó del Metropolitano y la afición comenzó a irse en masa. En tiempo de descuento, otro contragolpe y otro gol de Virezu: 2-0.

El equipo brasileño, dirigido por Reinaldo Rueda, se metió en la final de la Copa Sudamericana y definirá el título ante Independiente.

@lostribuneros