Es “coxa” de locos, Coritiba enmudeció al Mario Kempes y clasificó

El equipo del Alto da Gloria superó en los 90′ a Belgrano en Córdoba y desde los penales se llevó la clasificación a cuartos de final. Paulo Carpeggiani, el veterano estratega brasileño, es el dueño de todo el crédito.

Coritiba, apodado los “Coxa Branca” o “Patas Blancas” en español, logró una impensada victoria en la mismísima Córdoba frente a un Belgrano, que había ganado en el Couto Pereira por la ida, ante más de 50 mil fanáticos del “Pirata”.

Como dijo una vez el gran capitán uruguayo Obdulio Varela durante la final de 1950 “los de afuera son de palo”, y así fue. El equipo paranaense no se amilanó pese a haber arrancado abajo cuando al minuto 30 cuando el “Taca” Claudio Bieler ponía las cosas 1-0 y la clasificación para los celestes era casi un hecho, habida cuenta que en Brasil habían ganado por 1-2.

Los nervios, la ansiedad, y un excelente planteo del técnico adversario Paulo César Carpeggiani, quien además de cambiar varias piezas en el equipo, estudió bien al Pirata y le cerró los espacios, los desarmó, y logró que su equipo llegue con peligro, fueron los condimentos de un verdadero partidazo.

Antes del descanso apareció Iago para igualar el cotejo y reavivar las esperanzas de un Coritiba que a esa altura estaba lamentando el penal errado como local hace una semana.

Para el complemento hubo un centro y un certero cabezazo del capitán paraguayo Nery Bareiro, quien puso el 1-2 y le complicó la vida al rival, que estaba cada vez más nervioso.

La inexperiencia a nivel internacional de Belgrano le jugó en contra y el Coritiba, equipo sin renombre en Sudamérica, que vive zafando del descenso en las últimas fechas del Brasileirâo, jugó con las expectativas del rival, y perdido por perdido acabó ganando.

Desde el punto penal Olave atajó un tiro parado, pero el arquero Wilson achicó el arco y se llevaron una histórica clasificación de Argentina.

@lostribuneros