El que se fue a Sevilla… perdió la Europa League

Los españoles se quedaron con su tercer título consecutivo tras dar vuelta la historia desde los 16 segundos de juego del segundo tiempo. ¡Son pentacampeones!.

Liverpool durmió con el Sevilla en la final del segundo torneo más importante a nivel continental europeo y terminó sucumbiendo en el Saint Jakob-Park de Basilea.

Con mucho oficio, garra y sagacidad el Sevilla le destrozó la autoestima al equipo dirigido por el alemán Jürgen Klopp que tuvo un primer tiempo avasallante, donde encontró el gol por medio de Sturridge a los 35′.

Los Diablos Rojos eran netamente superiores a un desconocido y deshilachado conjunto español que parecía que había entrado al campo si una brújula.  Philipe Coutinho y su compatriota brasileño Roberto Firmino tenían a mal traer a los adversarios y por esas cosas del fútbol no lograron aumentar.

Sevilla, hasta ese momento bi campeón de la Europa League, tuvo tiempo en el descanso para recomponerse, cargar las pilas y para dejar en claro que lo sucedido en la primera parte fue un simple accidente; Jonas Eriksson dio la orden de arrancar el segundo tiempo, un par de toques, un desborde rastrero y gol del francés Gameiro: 1-1.

Ese gol clave, que tomó al Liverpool frío, directamente los destrozó en lo emocional y repercutió en lo que se vino después. Sevilla, ya relajado, con la autoestima por el cielo, directamente, se comió a los británicos.

Sus volantes comenzaron de tirar pelotas por detrás de los mediocampistas ingleses, provocando una serie de mano a mano entre Coke, Gameiro y Vítolo con los defensores, quienes terminaron padeciéndolos.

Mucho mejor era el Sevilla y lo demostró cuando al recibir una pelota en el borde del área, Coke, sacó un remate rastrero y cruzado que dejó sin asunto al belga Mignolet a los 64′.

Los españoles, que habían dado vuelta el marcador ya eran amos y señores del encuentro, mientras que los de Klopp hacían lo que podían.

Otro error del Liverpool; pelota rechazada atrás, Coke parado en el lugar justo y en el momento preciso, no dudó en mandarlo a fondo de las piolas: 70′.

3-1 estaban los españoles y parecían no conformarse. Eriksson dio el pitazo final y el Sevilla gritó “tricampeón”.

Formaciones:

LIVERPOOL 1
Mignolet; Clyne, Lovren, Touré y Alberto Moreno; Milner y Can; Lallana, Roberto Firmino y Philippe Coutinho; Sturridge.  DT. J. Klopp.

Cambios: Origi x Roberto Firmino, 69′; Allen x Lallana, 73′; Benteke x Touré, 83′.
Gol: D. Sturridge, 35′.

SEVILLA 3
David Soria; Mariano, Rami, Daniel Carriço y Sergio Escudero; N’Zonzi y Krychowiak; Coke, Banega y Vítolo; Gameiro.  DT. Unai Emery

Cambios: Kolodziejkczak x Rami, 78′; Iborra x Gameiro, 89′; Cristóforo x Banega, 90’+3.
Goles:  Gameiro, 46′; Coke 64′ y 70′.

Estadio: St. Jacob-Park.
Referí: Jonas Eriksson (Suecia)

@lostribuneros