EL ÍDOLO DE PEÑAROL DE URUGUAY SE QUEBRÓ EN EL DEBUT

    El último gran ídolo de Peñarol de Uruguay, Antonio “Tony” Pacheco, sufrió una fractura de tibia, tras chocar con un rival durante su retorno a Peñarol. Pacheco había sido despedido del equipo carbonero y estuvo afuera por una temporada, hasta que la hinchada del club mirasol se levantó y exigió su retorno.

    Pacheco, quien debutaba este domingo ante el Centro Atlético Fénix, venía de marcar un tanto.

    Tras chocar con el panameño Deivis, el emblemático jugador le gritó al entrenador del equipo rival “¡¡¡Me quebré, Favaro, me quebrée!!!”.

    El jugador carbonero fue trasladado a un hospital cercano al estadio Centenario y se le diagnosticó fractura de tibia, aunque se debe aguardar 24 horas para dar una resultado final sobre su lesión.

    Por último confirmó que el tiempo de recuperación será de mínimo 3 meses

    @lostribuneros