El Europeo Sub 21, para imitar por estas tierras

El Campeonato Europeo para menores de 21 años es una excelente costumbre en el Viejo Continente. Aparte de tener mucha prensa, sirve para que futbolistas emergentes se vayan adaptando a lo que es jugar en una selección, mirando de reojo competencias importantes como el Mundial. Y como por aquí todo se copia de allá, debería ser imitado por la CONMEBOL en Sudamérica.

Imagínense un Argentina Sub 21 con Batalla, Driussi, Pavón, Ascacíbar, un Brasil con Gabriel Jesús o este garoto Vinicius Junior, un Uruguay con Rodrigo Betancur, el Nico De la Cruz, Schiappacasse o Amaral, un Venezuela con la base del subcampeón mundial Sub 20. Y así los demás países, cuyos talentos ya viajan a España, Italia, Inglaterra, Francia  y otros mercados europeos.

Para dar idea de la trascendencia de este certamen que se juega desde 1967, en la edición de Polonia 2017 que finalizó este viernes, aparecieron por el campeón Alemania medallistas olímpicos de plata en Río de Janeiro 2016, como Toljan, Max Meyer, Gnabry y Selke. El subcampeón España contó con nombres de la fama de Saúl, el gran medio del Atlético Madrid de Diego Simeone, Marco Asensio, que alterna en el Real Madrid y marcó el último gol del título 4-1 sobre Juventus en la Champions League pasada, y otros que comienzan a destacarse como el ex barcelonista Gerard Deulofeu, hoy en el Everton, Kepa Arizabalaga y Héctor Bellerín, convocados a la mayor, o el moreno Iñaki Williams, del Athletic de Bilbao. Por Italia, el delantero de la Fiorentina Federico Bernardeschi y el arquero del Milan, Donnaruma, fueron titulares, y en Inglaterra, varios campeones de Toulon 2016 integraron el once, con el prolífico Lewis Baker a la cabeza. Una iniciativa para imitar.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros