Diego Polenta y sus dos penales en diez minutos

Foto: Futbol.com.uy

Nacional de Montevideo se llevaba con justificado triunfo frente al Corinthians en pleno San Pablo, sin embargo dos exabruptos de su defensor casi tira todo por tierra y sobre el final.

A estas horas el temperamental y joven zaguero del equipo albo debe estar rezando y dando las gracias por tener a un iluminado como compañero como lo es el arquero Esteban Conde.

Faltaban 5′ para el final y Nacional se imponía por un justo 1-2 sobre el Corinthians y se metía de cabeza en octavos, sin embargo, el defensor derribó a un rival delante del referí y le dio la chance a André de igualar en un momento clave, sin embargo, debajo de los tres palos estaba el ex arquero de Atlético de Rafaela, quien no se “comió” ningún amague y fue capaz de atrapar el balón.

Esa atajada fue fundamental porque el Timâo se desmoralizó y no fue capaz de generar peligro sobre el final. La suerte estaba echada y era imposible que lo dieran vuelta.

Nacional se alzaba con un festejado triunfo, pero, otro penal de Diego Polenta les arrebató la victoria pero no la clasificación; despejó un balón aéreo con el brazo y Pitana, que estaba al lado suyo, no dudó en pitarlo.  El “Coco” Conde no lo pudo salvar esta vez, pero que más daba: clasificaron.

@lostribuneros