De la mano de Orión, Boca a semifinales

Fue un partido épico, emotivo hasta lo último, no importa si bien jugado, pero disputado con garra, marca Copa Libertadores, marca Boca y Nacional de Montevideo. Una noche como las de antes, que se alargó hasta los penales. Y allí el xeneize, que parecía bien perfilado tras el empate en el Parque Central y sufrió los 90 minutos, tuvo la ayuda de las manos de un superlativo Agustín Orión, que en su partido 200 negó tres remates uruguayos y lo llevó de nuevo a semifinales.

Todo era azul y oro: el resultado previo, la localía fuerte de la Bombonera, el comienzo del encuentro. A los 4 minutos ya tuvo dos situaciones para abrir el marcador: primero Conde le tapó a Tévez y Chávez no pudo convertir porque su tiro rebotó en un defensor, y luego Insaurralde, otro que cumplió aniversario, 100 presencias, cabeceó apenas afuera. Pero Nacional, con muy poco, empezó a tener más la pelota y a aproximarse a Orión, aunque sin peligro, sólo un cabezazo del brasileño Leo Gamalho lejos. Sin embargo, el bolso contó con Daniel Díaz como mejor arma ofensiva, ya que a los 19 Papelito Fernández abrió para Barcia, que centreó por bajo y el Cata la mandó hacia su propio arco para poner al visitante en inesperada ventaja. Boca se desesperó, no tuvo una idea y padeció algún contraataque aislado de Nacional, como el que Romero remató apenas arriba o el que Fernández casi marca pero Orión resolvió. Sólo Chávez generó peligro para Conde cuando conectó un centro y se lo perdió por muy poco. Nada más que eso, y para colmo, en una jugada rara, Pablo Pérez lesionó a Meli, que debió dejarle su lugar a Federico Carrizo, que ni remotamente pensaba ser héroe de la noche.

Lo único que cambió en el segundo tiempo fueron más ocasiones para el local, como que Pérez casi lo hace de cabeza; después, tibios intentos de afuera del propio ex Newell´s y de Jara. Bien protegido por Polenta, Victorino y Espino, Nacional aguantó y cuando pudo avanzó en busca de aumentar, lo que pudo haber hecho Leo Gamalho cara a cara con Orión pero tiró débil y el arquero contuvo. Otro contratiempo para Boca fue a los 24 minutos, cuando Chávez se desgarró y le dejó su puesto a Palacios. Todo era confusión, nerviosismo, cero ideas. Hasta que a los 29 apareció Cristian Pavón, el único que gestó algo bueno ofensivamente, y tras quedar solo definió para el festejadísimo empate. La alegría no pudo ser completa, porque la emoción traicionó al cordobés, que se sacó la camiseta, recibió su segunda amonestación y vio la roja. Aún así, Boca siguió intentando, aunque sin argumentos como en toda la noche. Sólo hubo tiempo para un remate inofensivo de un inofensivo Carlos Tévez y para que el pitazo del brasileño Heber Lopes mandara la noche a los tiros desde el punto del penal.

Y en los tan coperos penales, todos marcaron hasta Pablo Pérez, a quien Esteban Conde negó con la primera de sus dos atajadas, porque luego le contuvo a Insaurralde. Pero como Porras y Romero no pudieron con Orión y Fabra igualó, todo pasó para la infartante serie de uno hasta definir. Allí el ex San Lorenzo hizo su tercera proeza deteniendo el tiro de Carballo. Y federico Carrizo, aquel que ingresó por el infortunio de Meli, aquel que ni creía en ser el héroe, fue quien con su ejecución terminó de redondear una clasificación emocionante.

Y entonces el cuento copero acabó con final feliz. Eso sí, a lo Boca, sufriendo,con garra, con el empuje de la “12” y, para estar a tono con su historia reciente en la Libertadores, con los penales. De la mano de Orión, con lo poco del resto, con el aura de Guillermo Barros Schelotto desde el banco y de Martín Palermo desde las tribunas, Boca regresó a las semifinales que no visitaba desde 2012. Trabajando duro y padeciendo más de la cuenta ante un Nacional que hizo muy poco para ganar, Boca se acercó otra vez a su novia, la Copa Libertadores. Ahora tiene tiempo para terminar de arreglarse con ella, hasta que la Copa América Centenario termine. Por ahora, disfruta esta noche inolvidable junto a ella.

FICHA DEL PARTIDO

Copa Libertadores de América 2016, cuartos de final, vuelta

Jueves 19 de mayo de 2016

Boca Juniors (Argentina) 1-1 (4-3 penales) Nacional (Uruguay)

Daniel Díaz autogol 19´ (N), Pavón 73´ (BJ).

Estadio: La Bombonera (La Boca, Buenos Aires).

Arbitro: Heber Lopes (Brasil).

BOC: Orión; Peruzzi, Daniel Díaz, Insaurralde, Fabra; Meli, Jara, Pablo Pérez; Pavón, Tévez y Andrés Chávez. DT. Guillermo Barros Schelotto.

NAC: Conde; Fucile, Victorino, Polenta, Espino; Santiago Romero, Porras, Barcia, Carballo;Sebastián Fernández y Leo Gamalho. DT. Gustavo Munúa.

Cambios: 41´ Federico Carrizo por Meli (BJ), 70´ Palacios por Andrés Chávez (BJ), 76´ Nicolás López por Leo Gamalho (N), 84´ Amaral por Barcia (N).

EXPULSADO: 74´ Pavón (BJ).

DEFINICIÓN POR PENALES: POLENTA (1-0), Tévez (1-1), Victorino (2-1), Daniel Díaz (2-2), Sebastián Fernández (3-2), Pablo Pérez (atajado, 3-2), Porras (atajado, 3-2), Insaurralde (atajado, 3-2), Santiago Romero (atajado, 3-2), Fabra (3-3), Carballo (atajado, 3-3), Federico Carrizo (4-3).

CLASIFICADO PARA LOS CUARTOS DE FINAL: Boca Juniors.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros