Comenzó llorando y terminó llorando

Cristiano Ronaldo, el gran capitán portugués, duró muy poco en la cancha. Un rodillazo de Payet lo dejó afuera de la final ante Francia a los 16′. Llanto de tristeza. Un gol de Éder en el minuto 109′ volvió a hacer llorar a CR7, esta vez fue de alegría. 

Portugal ganó su primera Eurocopa. Se cobró aquella final de 2004 cuando en casa cayeron ante un equipo semiprofesional como lo era Grecia en su momento. Ahora, 12 años después, el astro lusitano se dio el gusto de dar la vuelta olímpica con su selección, para mejor, en campo de los franceses.

Éder sacó un zapatazo en tiempo suplementario y se lo vio llorar nuevamente a Cristiano Ronaldo en el partido, esta vez, fue de la emoción.

@lostribuneros