Broma pesada de un hincha provoca batahola

Un simpatizante del Flamengo se pasó de “canchero” y por poco no fue linchado en el estadio San Januario, propiedad de su archirrival Vasco da Gama, cuando por redes sociales hizo un desafío. Además de haber sido agredido deberá responder ante la justicia.

El hincha en cuestión ingresó a San Januario para presenciar el partido entre el local Vasco y la Portuguesa carioca. Durante el juego, sentado en una de las plateas, prometió en las redes sociales que si lograba los cien “me gusta” era capaz de exhibir su tatuaje del Flamengo que tiene en una de sus piernas. Efectivamente, logró el objetivo y subió a la red la foto prometida. La cuestión es que hinchas vascaínos se dieron cuenta de este “desafío” y salieron a buscar al hincha que, de manera tan suicida como provocativa, se sacó una foto entre los seguidores del Gigante de la Colina. Lo encontraron y comenzaron a agredirlo, pero para fortuna suya la policía intervino rápidamente y lo llevó detenido; esto encendió una mecha porque los enardecidos fanáticos comenzaron un desmadre en las tribunas con las fuerzas de seguridad.

Ahora, entre otras cosas deberá retractarse en las redes sociales y perdirle “perdón” públicamente a la hinchada de Vasco, además de pagar multas y otro tipo de penas que le impondrá la justicia carioca.

@lostribuneros