BRASIL CORTA CABEZAS TRAS FRACASO OLÍMPICO

    Un costumbre muy brasileña es la de mandar entrenadores y jugadores al cadalso tras algún fracaso. Esta eliminación de los Juegos Olímpicos no fue la excepción y le pusieron precio a la cabeza de Rafael, tras el error a los 30 segundos de juego donde México se puso en ventaja.

    La prensa brasileña cruel, igual a la afición y muchas veces no miran más allá del horizonte sino que prefieren cargarle las tintas a determinado jugador.

    Para el Mundial 2010 el villano de turno fue Felipe Melo, quien fue esperado en el aeropuerto por una turba iracunda.

    En 1950 la gran víctima fue el pobre arquero Barbosa, quien llevó su vida de la peor forma porque recibió un trato que ni el peor de los genocidas ha recibido: la ignorancia y el desprecio.

    La CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) primero incendió al lateral derecho pero inmediatamente  le puso paños fríos a la cuestión y le bajó unos cuantos decibeles a la cuestión, y para fortuna del joven jugador, cerraron afirmando que su error “es humano”.

    “Los errores suceden para luego ser corregidos. Rafael eso lo tiene en claro. Luego, con más calma, iremos analizando la jugada para aprender de ella”, afirma el comunicado oficial.

    El entrenador Mano Menezes admitió la superioridad azteca y aseveró que seguirá en su cargo. Tras el error de Rafael, su compañero Neymar salió a apoyarlo.

    La continuidad del entrenador es toda una incógnita y en breve la CBF se pronunciará.

    Rafael no hizo declaraciones con la prensa y durante una conferencia de prensa fue Neymar quien cargó con la posta.

    Esta semana será muy movida en el seno de la CBF y todo puede pasar…

    @lostribuneros