BARCELONA VENCIÓ AL OSASUNA CON DOS DE MESSI

    El equipo culé sumó su segunda victoria en la fecha 2 del “La Liga”, luego de superar de visitante 2-0 al Osasuna. Messi no para de lucirse y anotó los dos tantos del Barcelona.

    Sport.es:: Partido incómodo el que se encontró este domingo el Barça en el Reyno de Navarra en una jornada que se prometía complicada ante un aguerrido Osasuna en el mismo escenario en el que los azulgrana se dejaron media Liga la pasada campaña y ante unos rojillos que saltaron al césped a morder y sorprender en los compases iniciales. Medio minuto de juego fue suficiente para que los de Mendilibar pusieran el miedo en el cuerpo a los pupilos de Tito Vilanova mediante una rápida acción de Cejudo que obligó a Valdés a sacar una buena mano.

    El Barça también quiso marcar su territorio y apenas dos minutos más tarde fue Alexis el que ganó la espalda a una defensa rojilla especialmente adelantada y a punto estuvo de batir a un Andrés Fernández que arrancó su particular recital de la tarde. A pesar del aviso del chileno, Osasuna no bajó revoluciones y siguió apretando a los azulgrana.

    Avisos de Tello e Iniesta y mazazo de Llorente

    Tras cumplirse los frenéticos primeros diez minutos de juego, el Barça dispuso de dos buenas ocasiones para adelantarse en el marcador. Primero fue en las botas de Iniesta, que realizó un disparo con rosca que acabó saliendo alto y acto seguido fue Tello el que hizo saltar las alarmas en el Reyno con un disparo seco a la base del palo que se topó con el poste izquierdo de la meta defendida por Andrés Fernández.

    Cumplido el primer cuarto de hora de juego llegaría el gran varapalo para los intereses del Barça con el tanto de Joseba Llorente. El ariete rojillo sorprendió a la zaga azulgrana ganando la espalda de los centrales e incluso la cobertura de Jordi Alba y aprovechando un centro pasado de Lamah al segundo palo para volear a placer al fondo de las mallas ante un Valdés que poco pudo hacer desde la línea de gol.

    Gran reacción y pobre puntería

    El Barça no se vino abajo con el tanto local y un minuto después Tello dispuso de un mano a mano que detuvo Andrés Fernández tras una rápida contra conducida por Messi. Sería precisamente el argentino el que se encargaría de iniciar una brillante triangulación minutos más tarde en la que abrió el balón hacia Alexis para que el tocopillano habilitara a Iniesta con un pase de la muerte que el de Fuentealbilla desperdició incomprensiblemente enviando el balón a las nubes.

    Cumplida la media hora de juego Osasuna estuvo a punto de meter el dedo en la herida de la defensa barcelonista al disponer de una doble ocasión que obligó a Valdés a realizar una gran parada. Cinco minutos después fue Messi el que dispuso de una gran acción para igualar el marcador tras fintar a Andrés Fernández después de recibir una gran asistencia de Iniesta, pero el disparo del delantero argentino se estrelló con el meta rojillo que realizó una gran estirada en última instancia cuando la parroquia azulgrana ya cantaba el gol.

    Perdidos sin timón tras el descanso

    La pausa del descanso no cambió el rumbo del juego en los azulgrana, que dispusieron de tímidas ocasiones en las botas de Iniesta y Messi con sendos tímidos remates. Sin embargo, lo que sí salía a relucir eran los graves problemas que encontraba el equipo en la elaboración del juego, un detalle especialmente acentuado por el discreto papel de Cesc Fàbregas, que no se encontró cómodo en ningún momento.

    A media hora para el final incluso Puyol -poco habitual a la hora de realizar concesiones al equipo rival- estuvo a punto de ceder la sentencia en bandeja cuando realizó una comprometida pérdida de balón en defensa que a punto estuvo de aprovechar Sisi con un potente disparo que sacó nuevamente lo mejor de Valdés. El meta azulgrana, completamente recuperado del golpe anímico que supuso el error en el 3-2 de Di María el pasado jueves en la ida de la Supercopa de España, volvió a intervenir con maestría en el 65 para despejar un violento disparo cruzado de Lamah, todo un puñal este domingo por la banda izquierda rojilla.

    Carrusel de cambios y último cuarto de hora de redención

    Tras los últimos avisos de Osasuna el cuerpo técnico del Barça no cedió ni un minuto más y Tito Vilanova decidió mover el banquillo. El primer cambio, especialmente significativo, fue el de Pedro por Cesc y, diez minutos más tarde, llegó el de Xavi por un entregado Iniesta. El canario revolucionó ligeramente el ataque azulgrana y el de Terrassa dio cordura en la medular para que llegasen las mejores ocasiones para los de Tito. Sin embargo, el Barça aún tuvo que encajar un susto mayúsculo cuando Busquets perdió un comprometido balón como último hombre que permitió que Nino dispusiera de una oportunidad de lujo. Afortunadamente para los intereses visitantes, su disparo se estrelló en la madera ante un vendido Valdés. La acción crispó a Tito Vilanova, que reclamó que la delantera rojilla había cometido una clara falta sobre Busquets. Sus reclamaciones le costaron al técnico la expulsión.

    Quedaban veinte minutos para el final y las sensaciones no eran las mejores para el Barça. Pero si alguien podía cambiar el rumbo del encuentro no podía ser otro que el mejor jugador del mundo. Messi se echó al equipo a la espalda en el tramo final del encuentro y generó las mejores ocasiones del partido. Primero regalando una gran oportunidad a Alexis que el tocopillano no pudo culminar ante Andrés Férnandez y, cinco minutos más tarde, y tras la entrada de Villa al campo en sustitución de Tello, haciendo subir la igualada al marcador.

    Messi reconquista el trono del Reyno

    A falta de un cuarto de hora para el final el delantero argentino inició una rápida jugada por el centro del ataque azulgrana. ‘La pulga’ cedió el balón para Alexis, que a su vez entregó el esférico a un Pedro que inicialmente se enredó caracoleando pero que, finalmente, devolvió el balón con inteligencia nuevamente a un Alexis que acarició el balón para que éste llegase a los dominios de Messi que, libre de marca, envió el balón al fondo de las mallas.

    El tanto del ’10’ azulgrana crispó al conjunto local que se veía ganador a un cuarto de hora para el final. Las múltiples quejas de los jugadores rojillos tuvieron un serio peaje al resultar expulsado Puñal. Cinco minutos más tarde el castigo sería aún mayor cuando Messi volvió a entrar en acción para aparecer en el punto de penalti como un auténtico ‘killer’ y voltear definitivamente el marcador al aprovechar una gran asistencia de Jordi Alba.

    Los últimos diez minutos de partido sirvieron para que el Barça intentase controlar el encuentro ante un Osasuna que se entregó hasta el final y aún dio algún susto, especialmente en las botas de Lamah, el mejor de los locales este domingo. No hubo tiempo para más y el Barça acabó sumando tres importantes puntos que permiten que el proyecto de Tito Vilanova siga consolidándose y se mantenga en la clasificación por encima del Real Madrid, gran rival en la lucha por el título, una jornada más.

    Fuente: Sport.es
    Enlace:  http://www.sport.es/es/noticias/barca/messi-reconquista-reyno-2191861