Barcelona se hizo gigante en Brasil y eliminó al Santos

3

Histórico triunfo del equipo ecuatoriano en Vila Belmiro. Debían ganar o al menos empatar por dos o más para meterse en las semifinales de la Copa Libertadores, logrando la victoria por 1-0 gracias al gol del uruguayo Jonatan Alvez, que luego se marchó expulsado. Jugarán con Gremio.

Los ecuatorianos se meten entre los cuatro equipos que pujan por el título de la Copa Libertadores 2017 tras lograr un triunfo con gustito a hazaña. Por la ida jugada en Guayaquil arañaron un empate y sus esperanzas de clasificación parecían remotas. Sin embargo un planteo excelente del “Cañón” Guillermo Almada, técnico uruguayo del equipo “torero”, dio resultados soprendentes.

Barcelona se paró tan bien en el mediocampo que pasó zozobra recién sobre el final del encuentro cuando el equipo santista se sentía herido y por amor propio iba al frente.

Mucha autoridad y un “Pony” Oyola que salía con todo y combinaba perfecto con Esterilla, Caicedo y el uruguayo Jonatan Álvez, para enervar al fondo del Santos.

La brillante actuación del equipo amarillo terminó en el gol de Álvez al minuto 68, dejando en silencio al “Vila Belmiro”.  Increíblemente, el jugador nacido en la localidad de Vichadero, norte de Uruguay, vio la roja por dos tonterías; primero amarilla por sacarse la camiseta al festejar el gol y dos minutos después tuvo una fricción con un rival y segunda amarilla.

Con diez en la cancha el Barcelona debió, digamos, resistir; Banguela apareció cuando se lo solicitó pero la magia estuvo en los cambios hechos por el “Cañón” Almada, quien reforzó la mediacancha y no hubo brasileño que pueda pasar.

El brasileño Gabriel Marques, jugador de Barcelona tuvo un encontronazo con un compatriota suyo, Bruno Henrique, con quien se intercambió insultos y salivazos, siendo expulsados ambos a los 89′.

El argentino Emiliano Vecchio y el colombiano Jonathan Copete jugaron para el “Peixe”, mientras que Damián Díaz jugó para el “Torero”.

@lostribuneros