Argentina, los nuevos galácticos: 4-0 y a la final

Este frío junio de 2016 recdordamos la gesta de México 86, cuando la Selección argentina ganaba brillantemente el Mundial, con un Diego Maradona de oro pero, también, con los otros diez en gran nivel. Tres décadas después, la gesta parece repetirse: Lionel Messi como abanderado y diez casi a su nivel. Sin duda, los nuevos “galácticos” barrieron al temido Estados Unidos, y sueñan con romper la sequía de 23 años el domingo, cuando jueguen la final ante Colombia o Chile.

Estados Unidos era el rival a batir. Por su localía, por su juego sólido y potente, por sus veloces delanteros. Olvídense. Argentina lo minimizó, quitándole desde el inicio la pelota, dominando y creando mucho peligro con frecuencia. Messi fue imparable, rotando por todos lados, pero los demás (Banega, Lavezzi, Mercado, Rojo) acompañaron muy bien. Gran mérito cuando un equipo es superior al otro, ése fue el del conjunto de Martino.

Así lo difícil fue fácil. Sólo tres minutos, córner, pase a Messi, centro y Lavezzi de cabeza por arriba de Brad Guzan abrió el partido. Y a continuación… el show de la Pulga. A los 7 remate lejos tras bella combinación, a los 14 jugada personal definida apenas afuera, pero que arrancó ovación del público yanqui, y a los 26, acrobacia fallida que pudo haber sido.

Y a los 32, el momento estelar del atardecer en Houston. Tiro libre a metros del área, que Messi tomó magistralmente con su zurda, por arriba de la barrera y al palo más lejano de Guzan. Golazo. Explosión. Momento dorado, porque con esa joya Lionel quedó como máximo artillero histórico, superando por fin a otro monstruo como Gabriel Batistuta. Ah: de paso, Argentina se ponía 2 a 0, pequeño detalle, y Estados Unidos ni cerca de Romero.

El técnico Klinsmann puso al adolescente Pulisic, capitán del Sub 17 que jugó en el Mundial de Chile el año pasado, para reaccionar. Pero Argentina no paró su maquinaria. Y nomás a los 4, otra vez Lavezzi, activo, de gran encuentro, gestó el tercero con un centro que Higuaín, que no la había tocado, remató de derecha; Guzan dio rebote y el Pipita marcó de zurda, para liquidar lo que ya parecía listo hacía rato.

Lo más duro para la Selección fue entre los 15 y 18 minutos de ese segundo tiempo, pero no por ataques de su rival, sino por una serie de infortunios. Primero se desgarró Augusto Fernández, de correcto torneo y afianzado en el once. Luego Rojo se acalambró y casi sale. Y a los 18, Lavezzi chocó con un cartel, cayó mal y se fracturó el codo, la única mancha de la victoria, ya que no jugará la final cuando venía en gran nivel.

Aún hubo tiempo para más. Pulisic tiró mal y casi descuenta, en prácticamente la única seria chance norteamericana. Ingresó Darlington Nagbe, nacido en 1990 en Liberia en plena guerra civil e hijo de Joe Nagbe, futbolista internacional de ese país africano. Lamela, reemplazante de Lavezzi, se lo perdió con un buen disparo y Messi casi hace el cuarto, pero fue  negado por Guzan.

Pero el cuarto llegó. Sólo Argentina se da el lujo de que Messi, en lugar de hacer su gol, habilite a Higuaín. Eso pasó a los 40, cuando el crack robó la pelota en la salida y en lugar de definir, pasó al Pipita y éste hizo su doblete. Fútbol, solidez, juego, goles, alegría, ovación, figuras, once galácticos. El jogo bonito ahora es argentino. Y así es más fácil hacer lo difícil: ganar un título después de tanto tiempo. Argentina lo hizo hoy, sólo debe repetirlo el domingo.

FICHA DEL PARTIDO

Copa América Centenario 2016, semifinales

Martes 21 de junio de 2016

Argentina 4-0 Estados Unidos

Lavezzi 3´ (A), Messi 32´ (A), Higuaín 49´ y 85´ (A).

Estadio: NRG Stadium (Houston, Estados Unidos).

Arbitro: Enrique Cáceres (Paraguay).

ARG: Romero; Mercado, Otamendi, Funes Mori, Rojo; Augusto Fernández, Mascherano, Banega; Messi, Higuaín y Lavezzi. DT. Gerardo Martino.

USA: Guzan; Yedlin, Cameron, Brooks, Johnson; Zardes, Beckerman, Bradley, Zusi; Dempsey y Woundolowski. DT. Jürgen Klinsmann.

Cambios: 46´ Pulisic por Woundolowski (EU), 58´ Biglia por Augusto Fernández (A), 59´ Birnbaum por Beckerman (EU), 66´ Lamela por Lavezzi (A), 77´ Nagbe por Dempsey (EU) Y 83´ Cuesta por Rojo (A).

CLASIFICADO PARA LA FINAL: Argentina.

Próximo partido semifinal: 22 de junio, Colombia-Chile.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros