Agüero asustó a todos pero está bien

Mientras Argentina perdía feo con Nigeria y se terminaba de caer al suelo en su segundo amistoso, llovido sobre mojado. Sergio Agüero, que marcó el segundo gol, sufrió una lipotimia (una baja de presión) y debió ser llevado a un hospital de Krasnodarsk, ciudad del partido, donde se le realizaron estudios. Por suerte para el Kun y para todos, recuperó rápidamente el conocimiento. Fue por eso que tuvo que dejar la cancha en el entretiempo, cuando por él ingresó Darío Benedetto. Un susto para todos, pero con buen final. Y si´, a Agüero, como al equipo, lo mareó la potencia de Nigeria.

Diego Martín Yamus.
Diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros