Adiós al gran Stephen Keshi

“Mi sueño consiste en construir una selección fuerte para los nigerianos y dar a estos jugadores una razón para ser futbolistas. Y de paso, mostrar a los muchos jugadores que vienen por detrás que pueden llegar a ser alguien en el fútbol. Ese es mi sueño”.

Esas palabras las pronunció hace dos años el mítico nigeriano Stephen Keshi, mientras preparaba a las Súper Águilas para alzar el vuelo en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Sin dudas, durante toda su estelar carrera como jugador y entrenador, el Gran Jefe dio licencia para soñar a los aficionados, sus compañeros de equipo y sus propios jugadores.

Este miércoles 8 de junio todo el mundo del fútbol le rinde un sentido homenaje a Keshi, tras su trágico y repentino fallecimiento a los 54 años.

Keshi fue un líder nato. Como jugador, era un imponente defensa central que afrontaba los partidos tomando el toro por los cuernos y que, durante gran parte de su carrera con las Súper Águilas, impuso su ley como influyente capitán del equipo. En la Copa Africana de Naciones 1994, comandó una férrea defensa nigeriana que sólo encajó 3 goles en contra de camino hacia el título. Ya como seleccionador, guió a su país a conquistar esa misma competición casi dos decenios más tarde –esta vez, Nigeria recibió 4 goles en total–, convirtiéndose en apenas el segundo hombre en ganar la CAN como jugador y como seleccionador.

Su influencia sobre el terreno de juego no puede menospreciarse. Keshi gozó de una exitosa carrera en el fútbol de clubes en su continente antes de exportar todo su talento a Europa. Empezó brillando con el Anderlecht, con el que ganó la Copa y la liga belgas; y luego se ganó la simpatía de la afición del Estrasburgo, al que ayudó a subir a la Ligue 1 francesa tras marcar un golazo al Rennes con un disparo lejano.

Sin embargo, la carrera internacional de Keshi es la que evoca los recuerdos más intensos. Además de poner su granito de arena en aquel memorable triunfo en la CAN de 1994, también contribuyó a guiar a Nigeria hacia su primera Copa Mundial de la FIFA™, disputando 5 partidos en el camino hacia Estados Unidos 1994. Ya en la fase final, sólo jugó 1 encuentro –como capitán, eso sí– por culpa de una lesión.

Mientras muchos países africanos buscan técnicos expertos de fuera del continente para dirigir a sus selecciones en los grandes campeonatos, Keshi se erigió en un rayo de esperanza para los entrenadores del Continente Madre. No sólo fue el primer nigeriano que guiaba a su país hacia el título en la CAN, sino que también fue el primer técnico africano en conducir a una selección hasta los octavos de final de un Mundial (en Brasil 2014).

Los mensajes de condolencia han inundado las redes sociales después de que la noticia de la muerte de Keshi dejase consternada a la comunidad del fútbol mundial.

“Terrible noticia y un día triste. Hoy hemos perdido a un héroe emblemático”, expresa Sunday Oliseh, un ex seleccionador nigeriano que jugó junto a Keshi.

Por su parte, el ex internacional zambiano Kalusha Bwalya comenta: “No me lo puedo creer. Estoy conmocionado. Leyenda del fútbol”.

“Keshi era un superhéroe”, resalta el presidente de la Federación Nigeriana de Fútbol, Amaju Pinnick. “Su muerte es una gran pérdida para Nigeria como nación, no sólo para el fútbol nigeriano”.

El Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, envió una carta de condolencia a Pinnick, expresando su conternación por la noticia: “En nombre de la comunidad internacional de fútbol, permítame extender mi más sincero pésame a la comunidad del fútbol de Nigeria y, en primer lugar, a la familia, amigos y seres queridos de Stephen”, escribió.

Fuentes: www.fifa.com y Sporting Africa

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros