A fuego lento se comieron al Arsenal en Londres

Barcelona quedó a un paso y tres cuartos de los cuartos de final de la Champions League, tras superar a domicilio al Arsenal con dos tantos del rosarino Lio Messi. Paternidad del elenco catalán sobre los gunners.

El elenco culé deberá definir la serie el próximo mes de marzo en su escenario el Camp Nou ante un rival que le tiene pavor; dos veces fueron echados los británicos del máximo torneo continental por este Barcelona: cuartos de final de la temporada 2009/10 y octavos de final 2010/11.

Pese a los esfuerzos del equipo dirigido por el francés Arsene Wenger y a un planteo basado en pretender robarle la pelota al Barcelona para liquidarlo de contra, Arsenal no pudo ante el juego catalán.

Barcelona tuvo suerte de campeón porque logró neutralizar jugadas de gol, como la de Oxlade-Chamberlain que fue salvada a medias entre el arquero Ter Stegen y Dani Alves. Luis Suárez tuvo dos chances, una de cabeza y la otra terminó con el balón estrellado en el poste.

No le gustó nada a Luis Enrique que el dueño de casa les robe el balón, por lo que fue obligado a sintonizar bien al equipo, que comenzó a responder.

Neymar puso a prueba a Cech, pero en contrapartida, Olivier Giroud hizo lo mismo con Ter Stegen.

Transcurrían 71’ cuando la pulga Messi recibía un balón servido en bandeja de plata, lo acomodó a su gustó la mandó a guardar.

El desconcierto de los británicos era tal, que de penal, 7’ antes del cierre, de penal, otra vez Messi dejaba las cosas 2-0.

Los casi 60.000 aficionados que colmaron el Emirates Stadium se fueron en silencio y apesadumbrados. El 16 de marzo se jugará la revancha en Cataluña.

@lostribuneros