40 millones para ir al banco, y al nutricionista

“Carlitos” Tévez fue noticia en el mundo del fútbol y exactamente por su gran rendimiento en el fútbol chino, si que su nuevo entrenador Wu Jingui lo mandó a bajar de peso y por esa causa lo excluyó de la oncena que jugará el próximo partido de la Superliga de China.

“No lo voy a elegir por el momento”, indicó Jingui a South China Morning Post, quien aclaró que “Tévez no está preparado físicamente”.

Wu Jingui reemplaza al despedido técnico uruguayo Gustavo Poyet, y retornó al banco de suplentes del Shanghai Shenhua con pie de plomo exigiendo, además, que quien esté fuera de forma, no estará en so oncena.

Carlos Tévez le cuesta anualmente al conjunto chino la friolera de 40 millones de dólares, y apenas ha jugado algunos partidos, de mala manera, y hasta se dio el lujo de decir que los chinos pegan mucho, olvidándose de sus momentos en el “campito” del humilde barrio Ejército de los Andes, apodado “Fuerte Apache”.

@lostribuneros